18 oct. 2013

EL CAMINO.. REFLEXIÓN


Cuando en la vida nos quedan huérfanas las palabras, perdiendo las llaves que nos transportan durante todo el tiempo.

Crecemos olvidándonos de nuestra niñez, dejando atrás las complicidades que contienen la sonrisa de un niño, la espontaneidad, la simplicidad de los valores que nos hacían sonrojar.

Paso a paso he aprendido a valorar todos esos gestos que han dado tanta vida, valorar las agujas del reloj, parando las gotas de la lluvia sin dejar marchar ningunos de los acontecimientos, buenos y malos.

De los malos aprendes a valorarte, a encauzar tus errores, porque no somos perfectos y todos nos equivocamos para aprender en la vida, que nos propone muchas opciones durante nuestra estancia en ella.
No importa lo que tengas, sino lo que dejas, lo que inculcas, la esperanza de que alguien siga esos pasos que tu comenzaste.


A veces necesitamos gritar, viendo caer los años, como las hojas secas del otoño, dejando el aliento detrás del horizonte de nuestras metas.

La soledad, la inspiración, la locura de volverse niño de vez en cuando, aprovechando los malos momentos para reflejar la sinceridad.

El camino de dibujar un sueño, siempre contemplando la realidad, la valoración de los demás, aportando y compartiendo.

Nadie es mejor que nadie, todos formamos una parte de la vida, algunos con más énfasis que otros, la angustia existe, la envidia, la intolerancia, en fin miles de palabras que quizás el día menos pensado echaremos la vista atrás, viéndonos reflejados en ese espejo, y ver lo que somos y si nos gusta.


La esperanza no se pierde nunca, esperaremos el bostezo de un suspiro para no callarnos, no decir adiós jamás, ni excusas irremediables.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me dejas tu opinión.....

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

UN MUNDO MÁGICO

Calibrando La Vida

Calibrando La Vida
La Libertad de la Mente. Mar Galván