4 abr. 2017

SOBREVIVENCIAS



Emergidos cual rocas de ese olvido
que en mar leproso domesticas sin objeto,
lucen hoy de cara al sol y manifiestos,
esos que siempre su lustre han prodigado
y servido como ejemplo para aquellos,
que vengan hacia acá,
desde el destino que aún no tiene lumbre,
porvenires atados y cautivos
a mis estrellas lejanas y sin nombre…


Momentos que pasaron y quedaron,
su lugar en el cuerpo de batalla
quedó asolado por su corto plazo,
pero huestes hay que pelean aun sus guerras,
veo santas y demacradas sanguijuelas
chupar la sangre de heridas algo abiertas,
que no son dolorosas sino bellas,
me hablan de ser capaces de vencer
lo que forma no tiene y te ha vencido,
cremalleras de carne adormilada,
que su recuerdo no hallan,
pues están en el presente altivas,
no mezclando al azar como rivera,
de ese río que irriga mis dominios…

Y entonces reaccionan los recuerdos,
ponen la casa en orden, toman bríos,
reacciona la piel aunque no lleve,
su simiente deseada al hortelano,
y brotan allí flores como antes,
de turgente y vivaz mudez galante,
para así cosechar mil porvenires,
en lejanas y próvidas jornadas,
que son tu corazón cuando lo llamas,
del siguiente renglón entre ilusiones
profusos y sapientes avatares…
que por fuerza recuerdan
nuestros nombres.


SILENCIO Y TIEMPO





Envidio al silencio que te besa profundamente
cuando duermes y jamás lo ves marcharse.

Celo al sueño que te posee en sus brazos
indefenso y vulnerable.

¡Quién fuera el viento que huele tu piel
y olfatea tu cabello, meciéndolo a su antojo!.

¡Quién fuera el frío
que eriza tu bendita dermis
estremeciendo tus encantos.

Envidio la soledad que te acompaña
por las tardes como fiel amante.

Y envidio al tiempo que te ha visto crecer,
desarrollarte, reír y llorar.

Si tan sólo me dieras un día y una noche
te probaría, que beso mejor que el silencio,
que abrazo mejor que el sueño
y acompaño más que la soledad.

Con un día y una noche

me basta para amarte.

9 mar. 2017

DUEÑO DE MIS SILENCIOS



En las noches ausentes cuando no queda nada
aparece el espacio donde vuelan las letras.

Pensamientos difusos corazón y alma en el mismo tintero. 

Color púrpura de pasión,
velero sin  rumbo razonando sin razón.


Cuando en las noches oscuras oculto el corazón,
vuelo como cometa a la deriva,
herida en un soplo de voz.

Dueña de mis fantasías,
me quedó la inquietud,
extrañando tu voz,
persiguiendo las heridas cerradas.

En cada noche una canción,
los recuerdos son vivaces. 

Siento cuándo cae la penumbra
y se apaga esa chispa de mi sonrisa
y poeta engarzada en su pluma
dibujo las letras más ocultas de mi corazón.

7 mar. 2017

SOLLOZOS DE MELANCOLÍA



Cuándo en la memoria desvanece el pensamiento, 
surgen las lágrimas contenidas por tu pérdida.

Sollozos de melancolía transitoria 
que nos lleva al final del camino de la vida.

Como un relámpago llegó tu ausencia 
y sin esperarlo me sentí condenada a no olvidarte.

Recuperé cada instante de todo nuestro pasado y presente, 
lamentando cada instante en el que te vi sufrir.

Vida viva en el reflejo de tus sonrisas, 
fuerza y lucha en cada paso que diste 
por el camino trazado en nuestro destino.

Quedará el coraje, la imagen de la alegría 
y sencillez de tus pasos siempre dentro de mi corazón.

Dónde estés pensaré en ti, 
guardando en mi alma todo lo que juntos compartimos.. 
y las que nos quedaron pendientes.

Por encima de la vida cotidiana siempre,
existieron las almas bondadosas cómo la tuya.


(En memoria a Miguel Ángel Martínez)

21 dic. 2016

DOS GOTAS DE AGUA EN SILENCIO



Si la soledad fuera el camino del silencio
partiría como ángel en pena envolviendo mis
palabras en versos.

Si la comunicación fuera el arma de la paz
sentiría que el camino de la humanidad es útil.

La vida es tan larga y tan corta a la vez,
en un segundo, te desplomas sin dejar aliento
intentas convencerte de que no es la realidad
sin darte cuenta que es tu presente.

Lloras, esperando que esas lágrimas
calmen tu dolor, sin ser objeto de consuelo.

Tus pensamientos se vuelven difusos,
concentrados en pequeñas imágenes vividas
junto a la persona que más quieres de tu vida.

Te sientes como un barco sin rumbo,
echando de menos cada mirada con tu brillo especial,
se paró el reloj en aquel instante que mi corazón se aceleraba.

Eres el soplo de aire de fresco de mi vida,
la tempestad y la calma,
la sonrisa y el llanto.

Prometí cuidar de tus sueños,
hacerlos posibles, y que tu vida sea  sencilla y feliz.

Cuidaré de cada momento que toco tu piel,
Viviré para ofrecerte la mejor de mis sonrisas cada día.

Eres el brillo de todas mis mañanas,
la calma en mis noches,
arrolladora en el instante,
cautivando con el brillo de tus ojos mi corazón. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

UN MUNDO MÁGICO

Calibrando La Vida

Calibrando La Vida
La Libertad de la Mente. Mar Galván